CurtFiccions

Goya, Bayona y Spielberg

In Más allá del Festival on febrero 19, 2013 at 10:38 am

Al fijarnos el domingo en los ganadores de los Goya, nos dimos cuenta de la cantidad de ellos que han pasado por alguna de las quince ediciones del Festival Curt Ficcions, lo que nos hace pensar que año tras año hacemos un buen trabajo dando visibilidad a las obras de los que en estos quince años han pasado de ser el futuro al presente del cine español.

Ibón Cormenzana, productor de Blancanieves, nos regaló su corto Media luna para promocionar el festival en 1999. Alfonso Vilallonga, compositor de la banda sonora de la misma película, ha colaborado en alguna de nuestras clausuras. José Sacristán nos emocionó con su interpretación en el maravilloso corto Paseo, de Arturo Ruiz Serrano. Julián Villagrán nos hizo troncharnos con sus canguritos y leones en Bailongas, de Chiqui Carabante. Elena Ruiz y Bernat Vilaplana han montado un sinfín de cortometrajes que han pasado por el festival: Era que no era, Los perros de Pavlov, El hombre esponja, Temporada baja, Mola ser malo, Business, Estar aquí, lo mismo que Oriol Tarragó como responsable de sonido. Esteban Crespo, ganador al Mejor Cortometraje por Aquel no era yo, ganó en dos ocasiones en Curt Ficcions con Siempre quise trabajar en una fábricaAmar, dos cortos sensibles y de una sencillez brillante. Por no hablar de otros nominados, como Alberto Rodríguez, Ramón Salazar, Sergio G. Sánchez, Fernando Velázquez, Fernando Cortizo, Aida Folch, Martín Rosete… O el flamante Mejor Director Novel del año pasado por Eva, Kike Maíllo, un eterno colaborador del festival.

Aunque si con alguno de los ganadores nos quedamos, será con Bayona, el ganador de la primera edición competitiva del festival. Mis vacaciones siempre ha sido un corto ejemplar para Curt Ficcions, por su duración, su ritmo, la mezcla de lenguajes, la simpatía que despertaba.

Bayona, más conocido como Jota, apareció en los cines Icaria, desde donde se organizaba el festival, uno de los últimos días que aceptábamos cortos a selección, en otoño de 1998. Traía su corto bajo el brazo, y le dijimos que lo dejara allí, que nos lo miraríamos y le diríamos algo. Insistió en que lo viéramos estando él presente.

Pues nada, pues lo vimos. Nos encantó. Lo programamos. Ganó el Premio del Jurado.

Le ofrecimos la posibilidad de proyectarlo delante de alguna película. Esperó meses a dar con la adecuada. Fue La lengua de las mariposas, de José Luis Cuerda, con la que se estuvo proyectando en todas las sesiones durante los seis meses que estuvo en cartelera en los Icaria.

Al año siguiente, y ante un momento de crisis en la producción del spot del festival, apareció Bayona una vez más: “Yo lo hago”. Y lo hizo. En un fin de semana, con ilustraciones de su amigo Juanjo Sáez, con la voz en off de su cuñado.

Y ya en aquella época, Bayona decía que él quería hacer películas como Spielberg. Como decía un amigo suyo por aquel entonces, Bayona lleva un motorcito dentro que no puede parar, y que hace que los que están a su alrededor no paren tampoco, ni siquiera cuando ha llegado adonde supuestamente quería llegar.

Bravo por él. Y que tiemble Spielberg.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: